SOCIEDAD MEXICANA DE CIRUGÍA CARDIACA

Dr. Rodolfo Barragán García

 

Renace después de un largo período en el que no existió un órgano colegiado distintivo de las actividades de los profesionales dedicados a la noble actividad de la Cirugía Cardiaca. Su antecesora murió de inanición ante la apatía de los entonces integrantes, que la dejaron decaer por falta de actividad y por rivalidades entre grupos.

Gracias al interés de un grupo de Cirujanos Cardiovasculares, que; con el apoyo de la Secretaría de Salud del estado de Aguascalientes, se reunieron por vez primera en dicha ciudad en 1990, con motivo de un Curso de Cirugía Cardíaca, después del cual se realizó una Sesión con el fin de fundar ésta Sociedad ante Notario Público, misma que dió como resultado la integración de la primera Mesa Directiva; que se hizo cargo de implementar los estatutos y las bases sobre las cuales ha venido funcionando con éxito nuestra Sociedad.

La Mesa Directiva fundadora estuvo integrada por el Dr. Rodolfo Barragán García como Presidente; Dr. Felipe Gardóqui Zurita, Secretario; Dr. Pablo Rosillo Izquierdo, Tesorero; Dr. Manuel Jiménez, Vicepresidente. Desde su fundación la Sociedad buscó ser la representante de todos los grupos quirúrgicos dedicados a la Cirugía Cardíaca del país, por lo que decretó que la Presidencia de la misma debería de ser compartida por los miembros de los grupos quirúrgicos de cuando menos las tres ciudades más populosas del país en forma alterna, Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Se ha mantenido la tradición de efectuar reuniones médicas periódicas que culminan con la realización de un Congreso Anual, de orden Internacional, con la participación de su cada vez más numerosa membresía y con un número importante de invitados extranjeros, con los cuales se han realizado intercambios de experiencias que han contribuido a mejorar la atención quirúrgica de nuestros pacientes.

Todos los integrantes de las mesas directivas que se han encargado de los destinos de nuestra Sociedad en diferentes períodos, se han esforzado por aumentar la calidad de las Reuniones y de los Congresos, en un intento de que nuestra Sociedad adquiera cada vez mayor presencia e importancia dentro de las organizaciones médicas del país. Así mismo, la membresía ha participado activamente en las actividades que se le ha solicitado, lo cual se refleja en la calidad y número de los trabajos que se presentan en los Congresos, esto hace ver el progreso de las actividades quirúrgicas que se desarrollan en el país.

Otro aspecto a destacar es el haber logrado una armonía en las relaciones entre los miembros de la Sociedad, que se ha reflejado en la participación de las reuniones médicas y sociales, una muestra de madurez personal y profesional.

Han pasado más de 25 años de la fundación de nuestra Sociedad y hemos podido ver como ésta agrupación médica ha logrado perdurar y progresar, contribuyendo a la buena preparación de los grupos quirúrgicos cardiovasculares de nuestro país, sin duda; en beneficio de nuestros pacientes.