Cargando Eventos
Este evento ha pasado.

El reemplazo valvular aórtico (RVA) es el tratamiento de elección para la estenosis valvular aórtica cuando se trata de una estenosis aórtica grave sintomática (≤ 1 cm2/m2), asintomática con disfunción ventricular izquierda o combinada con otro procedimiento de cirugía cardíaca.

El recambio valvular Aórtico todavía representa el tratamiento gold standard en pacientes con estenosis aórtica severa sintomática.

El principal objetivo de las válvulas sin sutura, en comparación con las convencionales, es disminuir y homogeneizar el tiempo de intervención, isquemia cardíaca y bypass cardiopulmonar (BCP). Según los resultados de algunos estudios, estos tiempos operatorios están relacionados con una mayor incidencia de respuesta inflamatoria sistémica y por tanto, su reducción podría suponer una disminución en la morbimortalidad hospitalaria, sobre todo en aquellos de alto riesgo.

Los resultados de los estudios publicados hasta la fecha sirven para mostrar la viabilidad del reemplazo valvular aórtico sin sutura y que estas prótesis mejoran significativamente el estado funcional de los pacientes con valvulopatía aórtica sintomática. No permiten sin embargo demostrar su efectividad y/o seguridad a medio/largo plazo o si este abordaje supone beneficios adicionales respecto a la cirugía convencional y/o implante de vál- vulas transcatéter. Tampoco disponemos de estudios coste-efectividad que justifiquen una teórica superioridad de las válvulas sin sutura sobre el im- plante transcatéter.

La reciente introducción de las nuevas prótesis aórticas sin sutura ofrece una gran alternativa quirúrgica a pacientes de elevada complejidad, permitiendo una reducción de los tiempos quirúrgicos y, por lo tanto, de la morbimortalidad asociada.

Ir a Arriba